Unión Europea

Novedades del nuevo Reglamento de Productos de Construcción (RPC)

Se espera que a lo largo de este año 2013 entrará en vigor nueva normativa más restrictiva, y a su vez se debería empezar a sentir la repercusión real de otra recientemente aprobada pensando en los importantes hitos que políticamente nos exigen alcanzar en 2020, desde instancias macronacionales:

Efectivamente, el 1 de julio de 2013 entrará plenamente en vigor el Reglamento 305/2011, del Parlamento y Consejo Europeos, de directa e inmediata aplicación a todos los Estados Miembros de la Unión Europea, por el que se establecen condiciones armonizadas para la comercialización de productos de construcción.
El nuevo RPC en su Anexo 1 titulado Requisitos básicos de las obras de construcción, establece que:
las obras de construcción, en su totalidad y en sus partes aisladas, deberán ser idóneas para su uso previsto, teniendo especialmente en cuenta la salud y la seguridad de las personas afectadas a lo largo del ciclo de vida de las obras. Sin perjuicio del mantenimiento normal, deben cumplir estos requisitos básicos de las obras durante un período de vida económicamente razonable.

Requisitos con respecto al impacto sobre la calidad e higiene del medio ambiente220px-Hazard_F.svg[1]

Las obras de construcción deberán proyectarse y construirse de forma que, en todo su ciclo de vida no supongan una amenaza para la higiene, la salud o la seguridad de los trabajadores, ocupantes o vecinos, ni tengan un impacto excesivamente elevado durante todo su ciclo de vida sobre la calidad del medio ambiente ni sobre el clima durante su construcción, uso y demolición, en particular como consecuencia de cualquiera de las siguientes circunstancias:
  • Fuga de gas tóxico.
  • Emisiones de sustancias peligrosas, compuestos orgánicos volátiles (COV), gases de efecto invernadero o partículas peligrosas, en espacios interiores y exteriores.
  • Emisión de radiaciones peligrosas.Liberación de sustancias peligrosas en las aguas subterráneas, las aguas marinas, las aguas superficiales o el suelo.
  • Liberación de sustancias peligrosas en el agua potable o sustancias que puedan tener de algún modo repercusiones negativas en la misma.
  • Defectos en el vertido de aguas residuales, emisión de gases de combustión o defectos en la eliminación de desechos sólidos o líquidos.
  • Humedad en partes de la obra o en superficies interiores de la misma,

Requisitos con respecto al ruidoRUIDO INDUSTRIAL[1]

Las obras de construcción deberán proyectarse y construirse de forma que el ruido percibido por los ocupantes y las personas que se encuentran en las proximidades se mantenga a un nivel que no ponga en peligro su salud y que les permita dormir, descansar y trabajar en condiciones satisfactorias.
 

Requisitos con respecto al consumo de energíaAhorro-energia-3[1]

Sus sistemas de calefacción, refrigeración, iluminación y ventilación deberán construirse de forma que la cantidad de energía necesaria para su utilización sea moderada, habida cuenta de sus ocupantes y de las condiciones climáticas del lugar. Deberán ser eficientes desde el punto de vista energético, es decir que su consumo de energía deberá ser lo más bajo posible durante su construcción o desmantelamiento.
 

Requisitos con respecto a la generación de residuos y reciclajereciclaje1[1]

Las obras de construcción deberán proyectarse, construirse y demolerse de tal forma que la utilización de los recursos naturales sea sostenible y garantice en particular:
 
la reutilización y la reciclabilidad de las obras de construcción, sus materiales y sus partes tras la demolición
 
la durabilidad de las obras de construcción
 
la utilización de materias primas y materiales secundarios en las obras de construcción que sean compatibles desde el punto de vista medioambiental.
 
Siempre que sea posible, deben establecerse métodos europeos uniformes para comprobar el cumplimiento de los requisitos básicos previstos en el Anexo 1,
El nuevo Reglamento 305/2011, introduce un nuevo requisito básico: “utilización sostenible de los recursos naturales”, como claro componente de la energía cautiva que llevan los materiales en su fabricación y mantenimiento, necesaria para tener en cuenta si el objetivo es un edificio de consumo de energía casi nulo, como exige la Directiva 2010/31/UE.

Organismos/Unión Europea

Imprimir

Construido con - © 2015 LARdT - ITCOAATM